Por qué debería tratar su tercer cheque de estímulo diferente

Por qué debería tratar su tercer cheque de estímulo diferente
Stimulus checks up to $1,400 coming soon to each eligible person

Por Hal M. Bundrick, CFP | 11 de marzo de 2021 a las 4:41 p.m. CST - Actualizado el 11 de marzo a las 4:56 p.m.

(NerdWallet) - El Congreso aprobó el tercer cheque de estímulo del paquete de alivio y el presidente Joe Biden lo promulgó rápidamente el jueves.

Aquí tenemos los detalles de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021, además de una lista de acción de prioridades y de las mejores maneras de usar el dinero en función de sus circunstancias financieras actuales.

¿De cuánto son los cheques de estímulo de 2021?

Los detalles han cambiado en los últimos meses, pero esto es lo que finalmente decidieron la Cámara de Representantes y el Senado de los Estados Unidos:

El gobierno emitirá cheques de ayuda por un valor de $1.400 (en realidad, una rebaja de los impuestos sobre la renta) a las personas, $2.800 para declaraciones de impuestos conjuntas, más $1.400 por cada  dependiente. Una familia promedio de cuatro recibirá $5.600.

Por lo general, cada destinatario necesita tener un número de seguro social.

Los pagos disminuyen a partir de ingresos brutos ajustados superiores a $75.000 para individuos (sin pagos para aquellos con ingresos superiores a $80.000) y $150.000 para contribuyentes conjuntos o un cónyuge sobreviviente (sin pagos para aquellos con ingresos superiores a $160.000).

Los ingresos se basan en su declaración de impuestos presentada más recientemente.

¿Cuándo recibirá su pago de estímulo?

Los pagos comenzarán a emitirse en unas semanas. Para realizar un seguimiento de su progreso, consulte la herramienta de búsqueda Get My Payment del IRS. Al ingresar su número de Seguro Social, fecha de nacimiento y dirección en la herramienta en línea, descubrirá cuándo, y cómo (por correo o depósito directo), puede esperar su pago.

Cómo gastarlo sabiamente

Puede haber una gran tentación de ver el cheque como dinero de bonificación que simplemente podemos gastar, dice Michael H. Baker, planificador financiero certificado de Vertex Capital Advisors en Fort Mill, Carolina del Sur.

Pero seamos prudentes. Quizás lo mejor que puede hacer es reponer su fondo de emergencia”, dice. “Tal vez necesite pagar esa tarjeta de crédito que ha estado usando para salvarse a través de ingresos inconsistentes”.

Para aquellos que tienen dificultades económicas, lo primero que deben hacer es cubrir los conceptos básicos. Para otros que se han visto menos afectados económicamente, el dinero extra puede destinarse a otros usos.

A continuación, se muestra una lista de prioridades a tener en cuenta:

  • El mejor uso es para necesidades urgentes: comida, pagos atrasados de la renta o hipoteca, o facturas de servicios atrasados.
  • Construya un colchón de efectivo para las necesidades, tal vez por el costo creciente de los alimentos y la gasolina.
  • Si su situación no es crítica, reponga los ahorros de emergencia. Trate de tener al menos seis meses de gastos básicos de vida.
  • Pague las tarjetas de crédito con intereses altos.
  • Agregue a los ahorros a mediano plazo, como una cuenta de ahorros con intereses altos. Trate de fortalecer activos realizables para protegerse de otra recesión.
  • Considere invertir para fortalecer los ahorros a largo plazo.
  • Si todo lo demás está bien, considere las donaciones para ayudar a los necesitados.

Qué no hacer con su cheque

Baker cree que el mayor error de la gente con ganancias inesperadas es invertir el dinero antes de que se cumplan las metas de ahorro. Las inversiones suelen ser mejores para horizontes de tiempo más largos y, con demasiada frecuencia, los nuevos inversores se ven tentados a realizar retiros de las participaciones de inversión cuando “suceden cosas”, dice.

Y no tome una decisión apresurada o una gran compra impulsiva, dice Marguerita M. Cheng, planificadora financiera certificada y directora ejecutiva de Blue Ocean Global Wealth en Gaithersburg, Maryland.

“La gente no necesita apresurarse y gastarlo”, dice. No hay nada de malo en tomarse su tiempo y pensar en la mejor manera de utilizar el dinero. “Está bien divertirse un poco hoy, pero también planifique el futuro”.

Para algunos, el tercer cheque trae nuevas posibilidades

Para algunas familias, este tercer cheque puede ofrecer algunas posibilidades únicas. Eso es especialmente cierto para aquellos que están en una mejor posición financiera ahora que cuando llegó el primer cheque.

“Esta es una oportunidad para que sean generosos”, dice Baker. “Probablemente conozcan a algunas personas que han sido duramente golpeadas”. Comunicarse con los vecinos con una oferta de apoyo financiero, tal vez tarjetas de regalo para gasolina o comestibles, puede ser el mejor uso de algunas de las ganancias inesperadas.

“Puede considerar la posibilidad de apoyar una organización comunitaria”, dice Cheng. En lugar de un gran compromiso financiero o de tiempo, “podría ser algo tan simple como donar pañales”.

El “dinero encontrado” también puede ser un momento de aprendizaje para sus hijos, dice Baker. Algunos de los $1.400 asignados a cada dependiente se les podrían dar como lección sobre cómo gastar y ahorrar una parte de la suma.

Por supuesto, muchos de nosotros decidiremos utilizar la ganancia inesperada para financiar unas vacaciones retrasadas durante mucho tiempo o aplicarlo a una compra o trato más grande. Después de todo, gastar el dinero es lo que el gobierno quiere que hagamos, dice Baker.

“No te sientas culpable por eso, si te ocupas de las cosas fundamentales”, agrega.